#Musalove Story nº24 – I Concurso de relatos

Regalos romanticos

Relato nº24:Recuerdos que no marchitan

Un amigo me dijo que el amor, es un pétalo de caricias impreso en el corazón y estoy por creer que es cierto. Hace ya un mes que el gran amor de mi vida se fue de mí lado, por eso hoy, decidí escribir unas cuantas frases para desahogarme: Amor…si supieras cuánto te amo.  Si supieras cómo evolucionaron mis sentidos, desde que te conocí. Si supieras cuántas veces al día sueño, que aún vivo bajo el ritmo armonioso de tus caricias, de tus besos y de tu aliento.

Aún recuerdo el detonante de tus ojos y los míos, cuando chocaron sus miradas por primera vez. Y lo que fue un segundo de repentino hallazgo se convirtió, con el pasar del tiempo, en fascinante y mágico deseo.

Recuerdo mis ojos seducidos por la sensualidad de tus labios. Mis oídos arrullados por el murmullo de tu voz. Y mis manos, que despertaron delirantes ante la intimidad de tus movimientos.

No niego que me convertí en tu esclavo, una noche de luna llena, cuando palpitaban nuestros corazones avasallados… por el deseo, la lujuria y el sexo

No sentíamos ni el principio ni el fin del día, solo percibíamos cómo, el calor sublime de nuestros cuerpos derretía suspiros, caricias y besos hasta transformarse todo en una figura irreverente que se moldeaba, de tal forma, que parecíamos contorsionistas levitando sobre el viento. Luego caíamos fulminados como derretidos  y extasiados sobre un tapete de hojas secas. ¡Ah qué momentos aquellos! Pasamos de ser locos apasionados, a decididos y audaces enamorados.

Pero una mañana, al despertar, ya no estabas a mi lado. El sueño se agotó ¿pero sabes?  Me quedaron esos pétalos de amor  que fueron tus caricias,  tus besos y ese cuerpo tuyo que aún permanece tatuado…  ¡para siempre en mi pecho!

 

Patrocinador: Musaventura shop | Musaventura Blog

Summary
Article Name
Recuerdos que no marchitan
Description
No sentíamos ni el principio ni el fin del día, solo percibíamos cómo, el calor sublime de nuestros cuerpos derretía suspiros, caricias y besos hasta transformarse todo en una figura irreverente que se moldeaba, de tal forma, que parecíamos contorsionistas levitando sobre el viento.
Author
Publisher Name
Musaventura
Publisher Logo
  • Julio Niño Orozco

    Me gustó el relato, es original felicitaciones