#Musalove Story Nº5

Relatos de amor

Relato nº5: Cita a ciegas

Era una cita a ciegas, ¡Y tan a ciegas! ¡Me habían emparejado con un hippie!

“Yo las mato…” no paraba de repetirme. El tío parecía que se acababa de despertar, traía unos pantalones cagaos y una mata de pelo a la que urgía un buen podado.

-Hola, ¿qué tal? Me llamo Clara- Me presenté.

-Jajajajajajajaja ¿Te llamas Clara? ¿Y dónde te has dejado a tu hermana yema?

Le puse mala cara.

-Perdona, perdona… ¡Es que me lo has dejado a huevo!

-Muy gracioso… jajaja-Me reí sin ganas- ¿Y tú cómo te llamas?

-Yo soy Calgonit, encantado.

Me puse a reírme como una loca, tampoco es que yo sea la cosa más fina para reír.

– ¿Qué pasa? ¿Te parece gracioso mi nombre?

Ya se le había ido la mofa y la sonrisa de la cara, la había cambiado por una de pocos amigos.

-Nada, nada hombre.- Le di dos besos y al acercarme a menos de dos centímetros de él, sentí como que  llevaba algo encima muerto. Eso, o que realmente los pantalones iban cagaos. Tosí y me alejé. Una familia de moscas parecía que se había asentado en su pelo.

– ¿A qué te dedicas, Calgonit?

-A esto… lo otro… Soy un alma libre, un freigeist, ya sabes… Un espíritu libre.

-Mmmmm… ¿Estás en paro?

– Aish…-Resignado- Exactamente. Pero me gustaría ser como mi tío KH7, vivir sin ataduras… Él es, bueno, la gente dice que vagabundo pero yo creo que eso es a lo que aspiramos todos los seres humanos, ¿no crees?

-Pues… No creo, ¿eh? Yo aspiro a ser profesora de infantil

Así pasamos gran parte de la tarde, una tarde que se me hizo muuuuuuy larga. Él me contaba todas las peleas que había tenido con la poli y yo simplemente deseaba vengarme de mis amigas.

Al final nos despedimos, no sin antes hacer un “Pacto de sangre”, aunque como yo me negaba a abrirme el canal, nos dimos la mano a la que tuvimos que escupir previamente. ¡ Me niego a hacer otra cita así!

Patrocinador: Musaventura shop | Musaventura Blog

Summary
Article Name
Cita a ciegas
Description
“Yo las mato…” no paraba de repetirme. El tío parecía que se acababa de despertar, traía unos pantalones cagaos y una mata de pelo a la que urgía un buen podado.
Author
Publisher Name
Musaventura Blog
Publisher Logo