#Musalove Story nº37 – I Concurso de relatos

Regalos romanticos

relato nº37: Mi historia con Marta

 

Queridísima Marta:

 

Se comprende el arrobo, el Dios que tuvo necesidad de un vientre.

Sólo es grande el aliento de la vida en la luz generosa de la sangre materna, en los pechos que acercan sucesión de latidos como puente abrazado a dos orillas. Honor a las muchachas fértiles, de sonrisas hermosas, que prolongan los dientes más allá del esmalte.

Todo a su sentimiento lo reduce la amante complacida, la que aloja dentro de su dichoso monasterio el beso azul de las constelaciones, la polifonía donde se ensanchan alrededores de existencia.

Ya emerge de tu cuerpo vida como semilla de universo embriagado, el nuevo peregrino que viene caminando con tus pies. Ya has encendido pupilas como fértiles orillas, la gozosa hinchazón que columpia lo mágico. Ya avanzas degollando la niebla entre tus manos y la mañana se puebla de conciencia femenina.

Santuario dichoso de paredes mayúsculas! Se va ensanchando en ella de carne generosa aquel que se aproxima gentil como una proa, el cuerpecillo leve que enciende el universo y se queda dormido en medio de tu nombre. Una mujer es muchedumbre y su cuerpo caricia prolongada en el alba.

Vientre materno: místico oleaje donde la luz se impregna de brillo diferente, victoriosa avidez, arroyo santo de rostro femenino coronado hacia dentro.

¡Ay de los ángeles, pues no tuvieron albergue!

Ellos hubiesen preferido un óvulo, la voz del crecimiento, hundir cada mañana sensaciones de tacto en los cabellos sueltos en plenitud de piel de escarcha; pero nunca han besado la luna sobre el agua, nunca supieron, alas pasajeras, las noches íntimas donde el amor se espesa.

 

Fuente hermosa añadiéndote a ti misma sin doblegarte El grito que se acerca remonta en tu cobijo la flor de lo inmediato, magnitudes crecientes que la curva limita, el plagio de tu imagen en cada puerta que se abre.

Bien venga el esplendor, el incipiente latido de su propia expresión resucitado, el corazón que bajo el alba le hace un guiño a los pájaros. Bien vengan las mejillas donde fluye imperiosa la caricia benigna de la tierra, los bellos desconchados del nácar de tu pecho, el huésped tímido que te hace cómplice de la creación. Apenas es un éxtasis, bello enjambre de rosas, y ya la plenitud sabe que existe.

Eres, Marta, presencia sosegada del sentimiento, un galope de luz que se amontona, diamante proyectado desde la orilla al centro de una estrella, concurso de caderas florecidas donde el amor se hace experiencia.

El alma se me enreda en las estrellas cuando miro tus ojos llenos de flores, dos pómulos manchados de sonrisas, el cáliz de la aurora, vida nueva dormida entre los brazos como una rosa de silencio.

 

Tuyo más que nunca

Patrocinador: Musaventura shop | Musaventura Blog

 

Summary
Article Name
Mi historia con Marta
Description
Ya emerge de tu cuerpo vida como semilla de universo embriagado, el nuevo peregrino que viene caminando con tus pies. Ya has encendido pupilas como fértiles orillas, la gozosa hinchazón que columpia lo mágico
Author
Publisher Name
Musaventura
Publisher Logo