#Musalove Story nº50 – I Concurso de relatos

el mejor regalo de san valentin

Relato nº50: Mi historia de amor

Bajo el manto de la noche tropezamos. Bendita suerte la mía. Quise salir de la rutina de todas las noches.

Salgo a las 6pm de la oficina en donde trabajo, llego a 6:45 a casa, enciendo la televisión, paseo entre los canales mientras anochece, caliento en el microondas mi cena, leo unas diez o doce páginas del libro de turno y duermo. Así se me fue la vida durante casi dos años. Eventualmente una salida con los colegas. Rara vez a un antro, un par de cervezas; una caminata de regreso, abrigado para no enfermar por el frío de la noche.Pero hace un mes, decidí romper la rutina. Fue un impulso repentino, entre las 8pm y 8:15, cuando ya retiraba mi comida del micro. Sentí la necesidad de hacer algo distinto. Tal vez, solo tal vez, fue en ese instante cuando el dios mitológico del amor, o los duendes del destino, decidieron lanzar la primera flecha, estirar por primera vez los hilos del juego.

Dejé la cena sobre la mesa, cogí mi abrigo. Abrí la puerta y salí a la calle sin saber muy bien qué quería hacer. Me dejé llevar, mis pies me condujeron a través de caminos laberínticos. Sentí que daba vueltas por un bosque encantado, pero sin árboles, con grandes edificaciones custodiando el horizonte.

Lo supe una hora después. Mientras yo retiraba mi cena del microondas, alguien más lo hacía a tan solo doscientos metros. Cuando dejé la cena sobre la mesa, alguien más lo hizo de la misma forma, tomó su abrigo y se dejó llevar. Y nos encontramos allí, en la plaza. Ella estaba sentada en el banco debajo de un árbol, leyendo el libro que le tocaba leer después de cenar y antes de dormir. Sentí que esa fue la razón de aquel impulso.

Sus cabellos ondulados permanecían quietos, a pesar de la brisa. Sonreía, como sonríe quien leyendo escucha los chistes de un personaje, como sonrío yo cuando leyendo tengo la sensación de escuchar a los personajes de mis libros. Me quedé paralizado. Nunca antes creí en el amor a primera vista, a pesar de lo convincentes que pueden ser algunos narradores. Si esa noche mi vida estaba siendo la historia de amor narrada por algún novel escritor, sin duda escogió los elementos perfectos. Me acerqué lentamente. Su sonrisa se desdibujó. Pude notar en sus ojos el destello de una lágrima reprimida. Imaginé que algo le sucedía al personaje objeto de su lectura. El faro detrás de mí proyectó mi sombra hasta su lado. Cerró el libro rápidamente dejando su dedo índice izquierdo dentro, marcando la página para no perderla en una breve interrupción. Me miró. La miré. Vi la portada del libro, el mismo que yo estaría leyendo si me hubiese quedado en mi casa.

— ¿Capítulo 16?—, pregunté.

—Encuentro casual—, respondió ella, afirmando con el nombre del capítulo que leía el número 16.

—No me lo creerías—, le dije.

—Sé lo que dirás. También estás leyendo este libro, también vas por el capítulo 16.

—Sé que no me crees, pero es cierto.

Ella sacó su dedo índice del libro, mordió su sonrisa. Afirmó que me creía. Me contó que esa noche rompió su rutina porque sintió el impulso de salir a leer un libro, pensó que algo extraordinario podía ocurrir. Y ocurrió.

Dos meses después aquí estoy, escribiendo la primera página de una historia de amor, de mi historia de amor. Una que apenas comienza. Después de aquel encuentro casual, decidimos mantenernos en contacto y esta noche nos encontraremos en el mismo lugar, leeremos juntos el último capítulo del libro y, ella no lo sabe, cuando pasemos la última página, le pediré que sea mi novia.

Patrocinador: Musaventura shop | Musaventura Blog

Summary
Article Name
Mi historia de amor
Description
Sus cabellos ondulados permanecían quietos, a pesar de la brisa. Sonreía, como sonríe quien leyendo escucha los chistes de un personaje, como sonrío yo cuando leyendo tengo la sensación de escuchar a los personajes de mis libros.
Author
Publisher Name
Musaventura
Publisher Logo
  • Luna Azul Ediciones

    Muy buen relato!!!

  • Paula Segunda

    Me gustó