#Musalove Story nº53 – I Concurso de relatos

el mejor regalo de san valentin

Relato nº53: Tiempo presente

Nos conocimos en Enero. El viento cálido del verano traía con él el alivio de sentir la frescura del mar, el sonido de las olas llegando una y otra vez a la orilla, dejándose adentrar por las personas que en sus aguas se bañaban en esta región del hemisferio sur. Hace años que vivo en esta ciudad, desde que puedo recordarlo, y por momentos se vuelve imposible contemplar tanta belleza, pero por algunos instantes me inmiscuyo en la observación atemporal, en el presente que se agota inmediatamente, pero que al darle trascendencia se vuelve tan eterno como inconmensurable.

Junto a mí había un hombre. No estaba conmigo, estaba allí. Desde que llegué al lugar él llamó mi atención: Su cabello negro perfectamente recortado, sus ojos oscuros, el lunar que decoraba su mejilla izquierda. Por un momento creí haberlo conocido de antes, de siempre, de algún sueño. Hubiera inventado cien razones para hablarle. No fueron necesarias, él me habló a mí. Como si hubiésemos conversado ayer, con esa cercanía digna de los que están unidos desde siempre se tejieron nuestras palabras. Anduvimos entre la gente como si fuesen estatuas inertes. Caminamos junto al mar y contemplamos el ocaso. La noche que nace trajo consigo el beso y la paz de su abrazo. Permanecer allí eternamente hubiera sido mi añoranza. Comprendí entonces que el presente sólo es eterno al morir.

La mañana nos encontró en la arena, juntos, como cada una de las mañanas que siguieron. Un tren de regreso a Buenos Aires solamente postergó cuestiones temporales de las que el corazón no entiende. Aquí aguardo y guardo el recuerdo de lo que fue, para mí, el amor. Quizás ya nunca más haya tiempo de reencuentros, quizás el azar o el destino -quién sabe quién venza en esa pugna- nos depare tiempos de otros amores, de otras arenas, de otros crepúsculos. Pero ese momento, ese noble espacio temporal, ya ha sido eternizado en mi memoria como aquel en el que sentí que la vida era maravillosamente eso: un presente.

Patrocinador: Musaventura shop | Musaventura Blog

Summary
Article Name
Tiempo presente
Description
Por un momento creí haberlo conocido de antes, de siempre, de algún sueño. Hubiera inventado cien razones para hablarle. No fueron necesarias, él me habló a mí.
Author
Publisher Name
Musaventura
Publisher Logo