#Musalove Story nº55 – I Concurso de relatos

el mejor regalo de san valentin

Relato nº55: Mi historia de amor

Pensé en cambiar el título de esta historia y poner mejor su historia de amor, pero no, no lo voy a hacer. No lo hago porque, sinceramente, la considero también muy mía. La he vivido muy de cerca y me parece tan bonita que me gustaría compartirla con todos.

Miguel y Casimira, mis protagonistas, son unos mozos  nacidos en la postguerra en unos humildes pueblos de la provincia de Segovia. Se conocen en un baile, pero a la semana siguiente, al haberse cambiado de vestido, no la reconoce, y tiene que preguntar a sus amigos cual es la moza con la que había bailado.

El tiempo pasa y deciden casarse. Como andan justos de dinero deciden meter huéspedes a pesar de tener ya un niño, que por las noches no paraba de llorar y necesitaba todas las atenciones de su madre.

Pasa el tiempo y tienen un segundo hijo. Su vida transcurre entre la fábrica y las chapuzas por la tarde para Miguel, y las labores domésticas para Casimira. Los hijos, buenos estudiantes, han decidido hacer una ingeniería.

Hasta aquí todo normal. Ahora llega el momento en que los conocí: me sorprendió mucho que casi todos los días discutían (nunca se faltaban al respeto, eso es verdad), discutían por absolutas tonterías, pero siempre había algún motivo. Miguel, ya prejubilado, ayudaba poco a las tareas de casa y ella siempre se quejaba de ello.

Su hijo pequeño y yo nos casamos, también tenemos 2 hijas, y entonces empezamos a notar que la abuela tiene pérdidas de memoria cada vez más habituales, demasiados despistes…el diagnóstico es claro: Alzheimer.

Es justo aquí cuando empieza una absoluta historia de amor: la de Miguel hacía “su chica”.

Desde el primer momento se entrega en cuerpo y alma a su cuidado. La viste, la baña, la lleva siempre como “un pincel”, la da la comida, pone lavadoras, hace la comida, plancha…TODO absolutamente todo, hecho para ella, para que este lo mejor posible, para intentar que, por lo menos “se estabilice y no vaya a más”; y lo más admirable, TODO absolutamente TODO sin una queja, en silencio, demostrándonos que el cariño no son palabras bonitas,  que se demuestra   con hechos.

Hasta el último momento en que un maldito cáncer quiso llevárselo en apenas 3 meses, estuvo al 100% pendiente de ella.

Recuerdo que, días antes de morir lloraba y decía: ¡vaya herencia que les dejo yo a mis hijos, menuda  herencia!…

Pues me gustaría decirle ¡GRACIAS!,  porque nos dejas la mejor herencia que nadie puede dejar, una herencia inmensa de SABER ESTAR,    SABER HACER, SABER AMAR, SABER QUERER.

¡Te quiero abuelo!

 

Patrocinador: Musaventura shop | Musaventura Blog

Summary
Article Name
Mi historia de amor
Description
Hasta aquí todo normal. Ahora llega el momento en que los conocí: me sorprendió mucho que casi todos los días discutían (nunca se faltaban al respeto, eso es verdad), discutían por absolutas tonterías, pero siempre había algún motivo.
Author
Publisher Name
Musaventura
Publisher Logo