#Musalove Story nº60 – I Concurso de relatos

el mejor regalo de san valentin

Relato nº60: Primer beso

Una sola lámpara encendida

 

El cumpleaños de Tesoro se había vuelto solemne con los años, a medida que la abuela había ido delegando su organización en sus dos hijas mujeres.

El único varón, mi papá, se había peleado con sus hermanas por un problema de dinero y era el único de toda la familia que había faltado en los últimos ocho años. Mamá tampoco iba, pero decía que yo tenía la obligación de estar allí porque Tesoro, decía ella, la había ayudado mucho cuando quedó embarazada, y después de que nací.

Hace un par de años que la abuela no se levantaba de la cama. Jano, que era mi primo mayor, decía que la dejaban encerrada porque se había vuelto loca.

Comíamos en el living y a los más chicos nos mandaban a jugar afuera. Siempre igual, cada año lo mismo. Nos perdíamos en el jardín hasta que el sol del invierno dejaba de calentar y entonces todos los primos volvíamos a la sala. Coincidía con el final de la reunión. Tía Calu proponía un brindis y hacía un pequeño discurso, y después todos se abrazaban.

Mamá me buscaba más tarde en un taxi, y como era frecuente que todos se hubieran ido, ayudaba a mis tías a llevar las cosas sucias hasta la cocina.

En el último cumpleaños de Tesoro conocí a Pilar. Ella salía de la habitación de la abuela junto a uno de mis primos grandes, que ni siquiera se detuvo a saludarme. Estaba llorando.

Detrás salió ella, con un vestido anaranjado que le marcaba el cuerpo. A diferencia de cualquiera de mis primas, traía el pelo suelto.

En la habitación estaba la tía Chuni con un tipo de barba que se presentó como Javier. La tenía agarrada de la cintura.

La abuela respiraba mal. Al verme hizo un gesto raro, como si no me hubiera reconocido. Le había llevado un paquete que mi madre había envuelto, y que dejé sobre su mesa de luz, junto a otros paquetes sin abrir.

Comí unos sándwiches de miga mientras mi primo Jero me tironeaba del buzo para que saliera a jugar. Pilar estaba sola, en un rincón, con un vaso de gaseosa. Cuando la vi sonreírme creí que mi corazón se me iba a escapar del pecho.

La tarde parecía no terminar jamás. Mis primos mayores, por un lado, habían encendido un cigarrillo a escondidas. Las chicas, apartadas, se reían.

Después del brindis todos empezaron a irse menos ella. Nos quedamos sentados en las sillas del comedor y la tía Chuni nos trajo un pedazo de torta. Me acarició la cabeza y le dijo a Pilar, mirá que es tu primo. Ella no hizo caso y me agarró la mano por debajo de la mesa. Había una sola lámpara encendida.

Cuando mi mamá tocó el timbre, me apuré a besarla. Ella apartó la cara pero igual me abrazó y me habló en el oído. En el próximo cumpleaños de Tesoro, te prometo.

Patrocinador: Musaventura shop | Musaventura Blog

Summary
Article Name
Primer Beso
Description
Después del brindis todos empezaron a irse menos ella. Nos quedamos sentados en las sillas del comedor y la tía Chuni nos trajo un pedazo de torta. Me acarició la cabeza y le dijo a Pilar, mirá que es tu primo. Ella no hizo caso y me agarró la mano por debajo de la mesa. Había una sola lámpara encendida.
Author
Publisher Name
Musaventura
Publisher Logo