#Musalove Story nº74 – I Concurso de relatos

el mejor regalo de san valentin

Relato nº74: Frente a Frente

Todo comenzó aquél día en el shopping. Me invitaste a ver una película, pero no calculamos que las vacaciones de invierno convertirían las colas para sacar tan sólo un par de entradas en senderos kilométricos. Nos decidimos entonces por un plan más tranquilo y optamos por sentarnos a charlar en las mesas del patio de comidas. Mesas estériles y manufacturadas eran, yo las miré y me dije pero qué pobreza de romanticismo. Nos sentamos frente a frente -estábamos lejos el uno del otro- y ¿mirándonos a los ojos?  nos pusimos a charlar, lo digo así, preguntando, porque esquivabas mi mirada con frecuencia, como si estuvieras mintiendo u ocultando algo. Mascabas chicle -yo no- y eludías a mis preguntas más normales y menos inquisitivas -pero de esto me daría cuenta más tarde-. Me dijiste que no estabas estudiando “porque se te había pasado la fecha de inscripción de la facultad” y que en tu tiempo libre jugabas al paddle, al ajedrez y -disfrazaste- al póker. Yo, ingenua y con ineptitud, creí en todo lo que me decías y lo tomé como suficiente como para querer darte un beso con muchas ganas.

Después de charlar un rato, se hizo un silencio; te elevaste por sobre la mesa, los brazos cruzados con los codos hacia abajo para impulsarte, y cerraste los ojos, expectante. Yo me abalancé con entusiasmo, primero un brazo, después el otro, para fundirnos en ese primer beso que lo fue todo, con tanta química que dolía. Sabor a frutas o,  más específicamente, manzana verde, que jamás olvidaré; fue mi sorpresa, porque nunca antes había besado a alguien que estuviese mascando chicle.

 

Los sabores se fundieron y no nos detuvimos. En un momento un policía se acercó a avisarnos que estábamos contraviniendo a la moral y las buenas costumbres, explicándonos que si descuidábamos de esa manera nuestros bolsos terminarían por hurtárnoslos. Nosotros como toda respuesta, cambiamos los bolsos de lugar y seguimos con lo nuestro. Cuatro horas estuvimos aplastando nuestras pancitas contra la mesa.

 

Me acompañaste luego a la estación de subte preguntándome si podias abrazarme. Yo, medio aturdida, asentí, mientras todo mi interior se alegraba por dentro. Me dijiste “Lo pasé muy bien con vos hoy… ¿querés que nos veamos de nuevo?” Y respondí que sí, mientras mi corazón saltaba enamorado.

Patrocinador: Musaventura shop | Musaventura Blog

Summary
Article Name
Relato nº74: Frente a Frente
Description
Después de charlar un rato, se hizo un silencio; te elevaste por sobre la mesa, los brazos cruzados con los codos hacia abajo para impulsarte, y cerraste los ojos, expectante. Yo me abalancé con entusiasmo.
Author
Publisher Name
Musaventura
Publisher Logo
  • Rodrigo Saavedra

    Linda historia corazon ta mando saludos y el apoyo desde tucumán besos!!!!