#Musalove Story nº75 – I Concurso de relatos

el mejor regalo de san valentin

Relato nº75: Su pelo brillaba al sol

Corría, la plaza, el piso, las irregularidades del terreno y allí estaba yo, apresurándome, corriendo en línea recta, esquivando, a veces saltando y diciendo para mis adentros “¡já, lo logré!”, me reía y me acordaba de él; daba media vuelta, allí estaba, más pequeño, con su triciclo. Andaba, pedaleaba, pero era ineludiblemente más lento, esos pedales de juguete y yo, toda piernas largas, toda piernas fuertes, lo superaba con facilidad.

Su pelo brillaba al sol y me quedaba embelesada apreciando el reflejo de sus cabellos, la tersura de su piel infantil, lo pequeño de sus manitas. Sus ojos, y una sonrisa difícil, plagadas las muelas de caries. Cada vez que se reía, el paraíso de marfil marmolado, tan imperfecto, tan probablemente desagradable y para mí era un éxtasis lograr esa respuesta. Lo amaba entonces tan intensamente y él allí, sin saberlo, podía hacer todas las cosas que a mí se me prohibían y yo, siempre queriendo verlo, siempre queriendo abrazarlo, fuimos creciendo, pero jamás se enamoró. Siempre pensaba que quizás, que tal vez, pero se escabullía de mi abrazo, se ausentaba cuando más lo quería, llamando a su mami, siempre corriendo bajo su pollera, y yo me quedaba sola, toda indignación, toda enojo, en llanto.

Atrás han quedado las horas de juego, las pistolas de agua, las carreras, las escondidas, días enteros jugando a los videojuegos sin parar. Hoy día te veo y mi cuerpo lo deplora, me encantaría salir corriendo para el lado opuesto, pero allí estás, tu sonrisa ahora encantadora de dientes reparados me conmueve, nosotros crecidos y siendo ya perfectos desconocidos.

Sin embargo vives siempre en mí. Recuerdo con inmenso cariño las horas pasadas jugando juntos. Una vez destruimos un montón de trofeos subiéndonos a la caja que los contenía. Saltando desde la cima de un peluche gigante hacia una cama que estaba en el piso. La leche chocolatada y la comida rica. El bailecito de Shakira, nos tirábamos en el piso deslizándonos. Los juegos interminables.

Ahora es mi hijo quien lleva tu hermoso nombre.

Patrocinador: Musaventura shop | Musaventura Blog

Summary
Article Name
Relato nº75: Su pelo brillaba al sol
Description
Su pelo brillaba al sol y me quedaba embelesada apreciando el reflejo de sus cabellos, la tersura de su piel infantil, lo pequeño de sus manitas. Sus ojos, y una sonrisa difícil, plagadas las muelas de caries.
Author
Publisher Name
Musaventura
Publisher Logo